EN DEFENSA PROPIA

Helena Garrote Carmena






Si hay un momento del día que me gusta, es el de irme a dormir.

Desconectar el ordenador y escuchar la musiquilla de despedida de Windows.

Ir apagando las luces de cada habitación y no oír más que el “clip” de cada interruptor.

Agua, pis, y llegar al dormitorio vencida por el cansancio.

Deshacerme de la ropa con solo tres movimientos, y sentada. Ni el contorsionista del circo lo hace mejor.

Dejarme caer en la cama, sin más preocupación que la sábana me tape bien los hombros, por si refresca.

Cerrar los ojos.
Y dormir.

Un ruido en la cocina.

Los ojos como platos, agudizo mis cinco sentidos para captarlo todo y poder identificar la causa rápidamente. No muevo ni un músculo.

Vuelve a sonar.

¿Un chasquido? ¿Algo que cae? ¿Un ratón? ¿Alguien que ha entrado?

Vuelve a sonar.

¡Dios mío! me he dejado el móvil en el salón. Ya lo habrán encontrado ¡No puedo avisar a nadie! Voy a por un cuchillo, tengo que comprarme una pistola, ¡pero qué estoy diciendo!
Vuelve a sonar. Vienen a por mi. Corro de puntillas atravesando el pasillo sin mirar a ningún sitio. ¡Que no me coja!, ¡que no me coja!
Llego a la puerta. Un segundo de concentración para meter la llave. ¡Ya está! Salgo. Cierro la puerta.
Me he dejado la llave dentro ¡estoy desnuda en el portal con un cuchillo en la mano!
Escucho subir el ascensor. Vuelo escaleras arriba.
Que no sea el del quinto, ¡por dios!, ¡que no sea el del quinto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .