Tres libros Irreverentes sobre el coronavirus

Vera Kukharava







Ediciones Irreverentes ha publicado tres ensayos que muestra distintos puntos de viste sobre la pandemia que sufre el planeta: el coronavirus. Desde Contigo en la distancia, la visión de la embajadora española en Hungría, Anunciada Fernández de Córdova; hasta la visión multicultural del mexicanoJuan Patricio Lombera en Las crónicas del coronavirus, hasta la más intimista y cercana de Salvador Robles Miras en La pluma del Colibrí.

La historia de Contigo en la distancia, de Anunciada Fernández de Córdova; empieza el 11 de marzo de 2020, cuando se declaró el “estado de peligro” en Hungría. La autora, Embajadora de España en Budapest, vierte sus reflexiones personales, su análisis de la situación en Hungría, en España y en el ámbito global, retazos de la historia e idiosincrasia del país donde vive y trabaja, recuerdos de su vida diplomática y de su vida personal. Sus estados de ánimo eligen a veces un poema como forma de expresión, al intercalar opiniones sobre lecturas, música, paseos por el bosque o por Budapest. A sus reflexiones personales se unen otras voces. Por una parte, se relatan casos que se han presentado en la Embajada, imprevistos profesionales de todo tipo, y en ese marco se incluyen desde breves análisis de la situación hasta correos y consultas recibidos, a los que siempre se contesta: pinceladas rápidas, historias reales en tiempo real de servicio al ciudadano en circunstancias inesperadas y no siempre fáciles: el cierre de fronteras, la falta de conexiones y las severas limitaciones a la libertad de movimientos han planteado problemas para cuya solución ha sido necesario volcarse en gestiones variopintas e idear soluciones imaginativas. Por otra parte, un correo que la autora envió a algunos amigos resumiendo su situación, una especie de postal de su vida en Budapest en este periodo atípico, abre el relato. Ello da pie a respuestas de personas en situaciones y lugares diferentes, un muestrario de la pandemia del COVID-19 desde distintos puntos de vista.

En Crónicas del coronavirus, de Juan Patricio Lombera, el escritor mexicano que casi a diario publicaba sus textos, comprendió que “mi visión de los hechos era tan solo una diminuta ventana acerca de esta tragedia que, por primera vez en la historia de la humanidad, detuvo al mundo entero al mismo tiempo; algo que no consiguieron ni la peste bubónica del siglo XIV ni la mal llamada gripe española hace 100 años”. Así, decidió reunir visiones de autores de toda Hispanoamérica, de España, Francia y de autores residentes en Estados Unidos y Asia, buscando crear un mapa de cómo se había vivido la crisis sanitaria en una buena parte del mundo. Al tratarse de una enfermedad global, se requería de una visión lo más universal posible. Las crónicas del coronavirus reúne a 12 autores de 6 países y 3 continentes. Desde la zona cero del coronavirus: China, hasta Itzacalco, un barrio del oriente de la Ciudad de México; desde Francia a Estados Unidos. Este libro ofrece desde realidades sorprendentes, desconocidas, de una China casi idealizada pero cuya realidad resulta terrible para el occidental, hasta el vacío de las almas de todos nosotros, que vemos contarse los muertos por cientos de miles sin hacer nada. Cada uno de los autores aporta su visión de la evolución de la enfermedad en su respectivo territorio, así como la forma en que este virus les ha afectado en su vida cotidiana.

Y para acabar, en La pluma del colibrí, Salvador Robles Miras recoge textos de redes sociales. Según iba publicando a diario las palabras que le inspiraba la pandemia, recibía abundantes testimonios de personas pertenecientes a diversos colectivos: enfermería, medicina, cuidado de ancianos, transporte, enfermos, familiares de enfermos… Estos materiales se convirtieron en la fuente de inspiración para estos textos creados en los sesenta días más duros de la pandemia, aquellos que llenaron España de muerte y desesperación. Se reúnen aquí reflexiones, historias, aforismos, textos de denuncia social, reivindicaciones, anécdotas. Hay historias amargas, tiernas, estimulantes, demoledoras… El título está tomado de una fábula en la que colibrí lleva una gota de agua para apagar un incendio en la selva; sabe que es muy poco, pero es lo que puede hacer. Robles Miras se plantea “¿Qué puedo hacer para aliviar el encierro de mis conciudadanos lectores?” La pluma del colibrí le ofreció la respuesta. El autor dedica el libro a los fallecidos a causa del coronavirus, a los que han sacrificado la vida salvando vidas, a quienes dieron lo mejor de sí mismos en aras del bien común, a quienes en tiempos terribles de muerte arrasando el país han demostrado su categoría humana.

Estas tres obras aparecen en la Colección Rara Avis de Ediciones Irreveretes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .