CINE EXPRESS: “El noble arte de ‘parecer’”

Helena Garrote Carmena






Por cosas del destino, y mucho amor al arte, me dediqué durante varios años al noble y mal pagado oficio de figurante de cine (antes llamados extras).

El trabajo comienza apuntándote a una agencia: rellenas una ficha con tus datos personales, aficiones y demás habilidades que ellos consideren relevantes. Incluirías tu altura, tu peso, número de pie y color del cabello. Te harán fotos, te agradecerán total disponibilidad y te pedirá que esperes su llamada.

A los pocos días sonará el teléfono y te indicarán lugar y hora donde deberás presentarte para rodar al día siguiente. Normalmente el madrugón está asegurado, tendrás el privilegio de ver el amanecer de tu ciudad y ser de los primeros viajeros del metro.

Al llegar a la localización pasarás por maquillaje y peluquería -que habilidad tienen estas profesionales para, a base de polvos, rulos y trajes de chaqueta, echarte una media de 10 ó 15 años encima-. Si te miras al espejo y ves a tu madre, no te alarmes, a todas nos pasa. Recuerda que tu no eliges el modelo, si te pica la lana, te pica. Los zapatos del 39 escasean en vestuario, con un 38 también se camina.

Todos los figurantes sabemos que es habitual recrear escenas de verano en pleno diciembre y celebrar la navidad un 15 de agosto. Acostúmbrate a pasear por el borde de una piscina en traje de baño a 9 grados, y lucirás estupenda durante ocho horas con tu abrigo de pieles a 35, si tienes suerte, a la sombra.

Hoy rodamos en un restaurante:

Antes de empezar la toma, el ayudante de dirección o coordinador de figuración te marcará el lugar exacto donde tienes que colocarte, y te indicará el recorrido que deberás hacer a la voz de !Acción!. A tener en cuenta: Nunca mirar a cámara ni pasar delante de ella.

Caminarás con mucha naturalidad y extremo cuidado ya que tus zapatos (los de las mujeres) no deberán escucharse. Si tu acting consiste en estar cenando en la mesa contigua a la de los protagonistas, seguramente entrarás en plano. Tendrás la satisfacción de verte durante unos segundos en pantalla, y la desventaja de que probablemente eviten llamarte más para esa producción porque “se te ha visto mucho”.

La cena entre tu acompañante y tú será fingida y no tendréis conversación. Os limitaréis a mover los labios, repito, solo mover los labios; cualquier leve susurro o sonido involuntario se colaría en la conversación de los protagonistas y la toma se iría al traste. Por el mismo motivo, evitarás que la cubertería choque con los platos. Harás creer al público que disfrutas de un plato exquisito, pero procura que la comida no llegue nunca a tu boca (no te pueden reponer el falso carpaccio de atún rojo a cada toma y ten en cuenta que ésta puede repetirse normalmente entre 5 ó 20 veces según considere el director. Podrás beber cuanto quieras, pero el vino, nunca es vino sino agua con colorante o mosto en el mejor de los casos, no te lo recomiendo.

Si tienes suerte, el director puede pedirte que te levantes y vayas hacía el tocador -exactamente cuando el protagonista le diga a su amante: “debemos tener cuidado”- (agudiza el oído porque no suelen hablar muy alto). Tendrás tu momento de gloria. Actúa con seguridad, no se te ocurra arrastrar la silla, sortea, sin mirar, el cableado que hay por el suelo y, por supuesto, no hace falta que llegues a la toilette. Una vez fuera de plano, detente y permanece sin moverte hasta que los amantes terminen su discurso y se escuche el !Cortamos!. Ya puedes respirar.

Otro día nos vamos a figurar a una gran avenida ( lo que en pantalla os parecen exteriores).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .