“LA ARGENTINA PREMONITORIA EN EL ETERNAUTA”, de Jorge Claudio Morhain

Germán Cáceres

 

 

 

El libro comienza por definir la historieta basándose en los estudios de Jorge B. Rivera y propone una denominación más técnica: Literatura Verboicónica. Afirma asimismo que tiene “gigantescas posibilidades apenas explotados, apenas arañadas en su enorme corpus de capacidades expresivas”. También cita a Gianni Rodari, que analizó la labor imaginativa que realiza al leerlas el niño de 6-7 años. Y pasa a la creación que apareció el 4/9/1957 y se publicó hasta el 9/9/1959 llamándose en un principio Una cita con el futuro: el Eternauta; memorias de un navegante del porvenir. Y agrega que su estudio se centrará en este Eternauta, el Nº I o Primera Parte, con guión de Héctor Germán Oesterheld y dibujos de Francisco Solano López, a la que califica de Obra Cumbre: “Se traza en ella lo principal de la historia: la invasión extraterrestre, la resistencia y la desaparición final en el Tiempo.”

Morhain enumera también las distintas secuelas que la continuaron –incluso hay una novelada–, y da fechas y nombres de los distintos autores, hasta llegar a la versión dibujada por Alberto Breccia para la revista Gente en 1969, cuya editorial finalmente decidió interrumpir la publicación. El ensayista considera que desde el punto de vista historietístico es mala, sobre todo por el desacertado guión de Oesterheld. En cambio, a los dibujos de Breccia los reconoce excepcionales, aunque dentro de la esfera del arte plástico.

A la «Segunda Parte», encarada por los mismos responsables de la Nº I, la califica de “fallida, malograda e imperfecta”. En cuanto a la Tercera Parte que editó Alfredo Scutti con guión de Alberto Ongaro y dibujos a cargo de varios artistas (Solano López, Mario Morhain, Oswal, Carlos Meglia y Roque Vitacca), reconoce que es buena pero sin relación con el espíritu de la historieta original.

Morhain se sumerge en El Eternauta I resumiendo la ficción en un cuadro sinóptico que divide en capítulos con la indicación de las viñetas que agrupan: «Lo que se narra, los sucesos», «El recorrido desde el Gran Buenos Aires», «El recorrido por la ciudad de Buenos Aires» y «Salen a la Provincia de Buenos Aires».

Con prosa segura Morhain presenta tres de sus cuentos («Mucho viento», «Escritos» y «La Nevada Mortal») inspirados tanto en El Eternauta como en la vida del guionista.

El libro está impecablemente documentado, fruto de un serio trabajo de investigación. Lleva a cabo un detallado análisis del lenguaje empleado por Oesterheld destacando que “sugiere contantemente historias paralelas que no desarrolla”. También analiza el grafismo de Solano López y cita las palabras que Morhain pronunció en el homenaje que se efectuó en el Congreso Nacional cuando falleció el dibujante: “…por su autodidactismo y juventud era entonces un artista que dibujaba ´a ras del suelo´, desde donde todos compartimos la vida, y por eso su historieta nos golpeó con tanta fuerza”.

Para fundamentar sus conceptos sobre El Eternauta y la historieta en general refiere opiniones y comentario de historietistas, filósofos, ensayistas y escritores. Y sostiene que Oesterheld “inauguró el estilo ´argentino´ de guionar historieta (…) Entregaba la mínima descripción posible al dibujante, para que éste desarrolle con la más absoluta libertad su talento imaginativo”. Y destaca que pese a que la escritura del guión fue espontánea, es decir sin ningún plan previo, la historia resulta verosímil y coherente, un prodigio narrativo. En la última parte señala que representa una premonición del futuro Proceso de Reorganización Nacional. Y así identifica a los caídos bajo la Nevada Mortal con los desaparecidos. “El propio autor, el propio narrador, se convirtió en Eternauta. Dejó su tiempo. Desapareció…” Da como fecha aproximada del secuestro de Oesterheld el 27 de abril de 1977, y en cuanto a su desaparición estima que tuvo lugar hacia 1978. Señala, además, los detalles y las fechas de los homenajes que se realizaron en su memoria.

En el apéndice revela que el gran creador fue su padre espiritual dado que leyendo sus trabajos decidió convertirse el mismo en guionista de historietas.

Jorge Claudio Morahin (Buenos Aires, 1942) es museólogo y reside en la ciudad de Máximo Paz desde los diez años. Trabajó para incontables medios, como La Nación, Atlántida y Perfil. También escribió textos didácticos, literatura infantil, la novela de ciencia ficción Samos contra los Uránidas y la obra de teatro El Viajero de la Eternidad (basada en la historieta que se comenta). Ha publicado más de quinientos guiones en revistas de Editorial Columba, como El Tony, Fantasía, Intervalo y DÁrtagnan. En la actualidad escribe cuentos en su blog y en Facebook.

LA ARGENTINA PREMONITORIA EN EL ETERNAUTA”, de Jorge Claudio Morhain. (Los libros de Rebrote, Buenos Aires, 2018, 156 páginas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.