Me gusta la pintura del musgo

Miguel Rubio Artiaga

 

Me gusta la pintura del musgo
sobre las esculturas
de troncos y rocas
estucado sobre la tierra húmeda
verde y esponjosa alfombra.

El Sol lo quiero cálido
de un amarillo desértico
y dibuje estando en lo más alto
un paisaje hecho de vapores
ventanas abiertas de espejismos.

Me atrae el cristal transparente
con su corazón de vidrio
que al ser traspasado por el rayo solar
se convierte en reflejos
y faros serenos de mil coloridos.

Amo el silencio emboscado
y oír los pasos de los duendes
que tímidos se acercan
sin poder creer que yo pueda verlos
que les esté hablando sentado un humano
y en verso sus legendarios cuentos.

Me gusta el sonido de risas
surgiendo del compartido adentro
viscerales, sinceras, auténticas
por naturales, contagiosas,
son el sonido alegre del viento.

La música es un alazán volador
que me convierte en jinete
cabalgando de sueño en sueño
con los ojos mirando hacia dentro
contemplando quedo las imágenes.

Me gusta el olor a libro
cada uno un cheque en blanco
un billete solo de ida
a un aprender infinito
que empezó en en estallido
de papeles desvirgados.

Me llama la montaña
oigo como gritan los árboles
mi nombre repetido.
Las piedras que sin nombre
esperan que las bendiga
un poeta convencido.

Me gusta la vida, a veces,
a pesar de la misma vida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s