Tres meses de vida

Carla Demark

arbol-de-la-vida

El árbol de la vida (1909)-Gustav Klimt

 

Hojas crujientes entre los pies,
pasto luminoso bajo el sol del mediodía,
jazmines aromáticos delineando
las veredas de mi barrio.

Hay algo afrodisíaco en el aire.

Mujeres con escotes ansiosos,
hombres corteses y estupefactos,
niños zigzagueando entre patines,
ancianos que desdibujan las sombras,
enclavados en las curvas de algún banco.

Hay algo espiritual en el aire.

Rabia que contiene por un instante su grito,
vidas rebrotadas como árboles marchitos.
Alegría desatada, por meses cautiva,
gente emergiendo de sus guaridas.

Hay algo sanador en el aire.

Primavera, cualquier excusa es buena,
para salpicarnos vida en la cara,
para revolcarnos sobre el verde
de tus curvas recién pintadas,
para reflotar de los suburbios oscuros
de esta ciudad desquiciada,
para despilfarrar besos al viento,
tres meses al año,
tres meses despiertos.

Pinchando en la imagen accederás a la web de la autora

Siete mil aleteos III

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s