Entrevista al pintor Juan Antonio Galindo

Fernando Morote

 

 

 

En Setiembre de este año nuestro periódico inició la publicación de la exposición “Sueños perdidos” con un prólogo del escritor Francisco Segovia. Se trata de una colección de 15 óleos elaborados por el pintor Juan Antonio Galindo, acompañados por textos de Francisco Segovia, y cuyo tema central es la explotación infantil. A partir de esa publicación decidimos visitar la galería vitual que el artista granadino mantiene en su sitio web y conversamos con él acerca de su obra.

En la colección “Sueños perdidos” bulle una ardorosa denuncia social. ¿Cómo se animó a desarrollar ese proyecto y en qué forma piensa que la pintura puede contribuir a encontrar una solución a un flagelo de esa dimensión?

Más que animarme fue la inquietud que tenía interiormente, hacer algo diferente para llegar a la sociedad en general e implicar a los visitantes, que hiciera sentir emociones y remover sus conciencias.

Comentando a mi buen amigo Francisco José Segovia y, obteniendo su apoyo, iniciamos este proyecto entre 2007 y 2008; con sus palabras en texto, que dedicó exclusivamente a cada obra, se creó una interrelación perfecta entre óleos y textos, la realidad es mucho peor de lo que nos atrevimos a plasmar en imágenes y textos.

Todo el mundo dice que una imagen “vale más que mil palabras”, pero tengo que decir que la implicación de los sentimientos en forma de pura poesía, que salieron del alma de Francisco José Segovia, fueron determinantes para la complicidad de este proyecto.

El mundo ya sabe lo que ocurre, pero no basta con unos segundos televisivos, hay que ponérselo en bandeja, delante de sus ojos para que sientan y experimenten el dolor y el sufrimiento de unos niños que podían haber sido ellos o uno de los suyos.

Francisco y yo hemos sentido en nuestra alma y corazones los sentimientos y emociones que han demostrado tanto los adultos como los niños que visitaron la exposición, eso deja huella y a ellos también, tengo la certeza. Reitero que “ellos” son “los pilares de nuestra tierra”, aunque si bien es cierto los gobiernos tienen la última palabra.

Este proyecto es nuestra contribución a este mundo desordenado en favor de los más indefensos. Puede que el día de mañana nuestros niños se preparen y sigan ayudando a todos aquellos que están faltos de las posibilidades que les ofrece el primer mundo.

La ciudad de Granada, con su arquitectura árabe, así como el vigor y la energía del toro, ocupan una posición relevante entre sus temas. ¿Qué representa cada uno de ellos para usted?

Granada es la ciudad donde nací, a las faldas de la Alhambra, en torres bermejas, un tesoro para la vista y el alma. Amo cada rincón de mi ciudad e intento representarlo tal como lo siento en mis obras.

Con todo mi respeto al sector, en el”Toro” siento la fuerza, la bravura y a la vez la templanza de este animal.

La sensualidad de sus desnudos femeninos produce un efecto inquietante. De igual manera, los retratos de bebés constituyen una remembranza de los antiguos negativos de la fotografía tradicional. ¿Cuáles son las técnicas que emplea para conseguir esos resultados?

Como comento en  mi web, una colección de desnudos tratados de una forma sutil, original y llena de sensibilidad, en los que la protagonista absoluta es la figura femenina.  Quizás lo que me comenta de inquietud pueda deberse a la técnica del uso de la espátula, son trazos más contundentes y secos. Pero tengo que decirle que son mis manos y mis sentimientos los que plasman lo que a continuación ven y observan en mis obras.

En cuanto a los bebés, es que me siguen encantando los niños, en este caso la ternura e inocencia. En esta obra busco el contraste de luces, predominando la sensibilidad y ese momento inolvidable que crean los bebés.

Por el tamaño de sus cuadros, el formato pequeño parece ser su preferido. Y la variedad de colores en sus abstractos es un factor predominante. ¿Dónde reside su motivación para jugar con estos elementos?

Creo que un tamaño medio es asequible para colocar en cualquier lugar y admirar una obra, cómo no el factor económico también es influyente.

¿Dónde no hay color? La vida es color, la naturaleza y el cosmos son color, alegra el alma y la vista  y generalmente son creaciones propias, donde el protagonista es el sentimiento.

¿Sus dibujos y bocetos en tinta china sirven como preparación para ejecutar un trabajo mayor o implican otra modalidad de aproximación al objetivo?

Efectivamente son una preparación de proyectos para ejecuciones futuras.

¿Cómo surgió su vocación hacia la pintura? ¿Cuál ha sido su formación artística? ¿Sus influencias provienen además de otras disciplinas?

Mi familia de artesanos por ambos padres, abuelo materno, “ebanista”, ¡qué trompos y peonzas de madera nos hacía!, y el abuelo paterno “sombrerero y relojero”, ¡típicos sombreros para ir a la feria! Y mi tío Rafael Martin que en paz descanse, excelente maestro dibujante y constructor de pequeños detalles, él fue quien me inició según la memoria en este apasionante mundo del arte.

Mi formación es totalmente autodidacta, evidentemente mi admiración por Andy Warhol, Hopper, Delacroix, Vettriano etc.

La finalidad de mi obra, para sentirme bien conmigo mismo, es que transmita sensaciones y emociones.

¿Considera que existe alguna relación entre música y pintura, del mismo modo que la hay entre ésta y la literatura?

Estoy totalmente seguro que tanto la música como la pintura causan sentimientos y emociones en el ser humano. De hecho mis obras de “músicos” están inspiradas en la música, escuchándola en su ejecución.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s