Encuentros en la tercera fase

Félix Díaz

ovni

Arnold paseaba a su perro por el parque cuando aterrizó el platillo. Sintió que la emoción le embargaba: ¡un encuentro en la tercera fase! ¡Contacto con extraterrestres!
Ambos se acercaron a la nave espacial.
Se abrió una puerta circular, parecida a un esfínter. Dentro, sólo se veía oscuridad.
Se iluminó el interior. Brotó una rampa que llegó hasta la verde hierba. Salieron dos alienígenas. No llevaban cascos. Se quedaron mirando a los terrestres.

—¡Terrícolas! —dijo uno de ellos—. ¡Nos sentimos complacidos al ver gente como nosotros en este planeta.

—¡Yo también me alegro de conocerlos! —respondió Arnold.

—Disculpe, criatura —replicó el ET—. Yo le hablaba al otro ser.


Sólo entonces, Arnold cayó en la cuenta de que los extraterrestres andaban a cuatro patas, estaban recubiertos de pelo y tenían un hocico prominente.
Igual que Senior, su perro.



 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .