La vida y el sueño

Sergio Coello

Corriendo II

El muchacho corría con todas sus fuerzas detrás de lo que le había pedido a la vida. Tropezaba una y mil veces dejándose jirones de carne y espíritu en la carrera, tras la ilusión de tener una cabeza y un corazón distintos: más altos, más fuertes y más rápidos. La vida, en cambio, caminaba tras él tranquilamente; recogiendo del suelo despo­jos  del sueño y su soñador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .