Y ASÍ SE CUENTA LA HISTORIA: “Perro muerto”

Ítalo Costa Gómez







Ya no sabe qué más hacer. Está harto de tanta batalla por obtener lo que se ganó. Su lucha ya tiene años y tiene que soportar la frustración de ver que la ley no se cumple y que impunemente se sientan sobre sus derechos mientras él trata de salir adelante. Esta no será una historia mía. Es un breve resumen del calvario por el que está pasando el docente y fotógrafo Mario Colán que pareciera no tener fin.

En el año 2006 fue que inició un juicio laboral a la Asociación Educativa PAMER (PAMER ACADEMIAS / PAMER COLEGIOS). En el año 2008 se fue a estudiar a Argentina por 5 años. En ese lapso de tiempo le dejó un Poder Absoluto a su padre para que se hiciera cargo de sus pendientes financieros y legales en el Perú. Sorpresiva y lamentablemente, a dos semanas de la partida de Mario, su padre sufrió de un inesperado infarto. Durante 3 años se le hizo imposible regresar al Perú y el caso pendiente con PAMER, que se supone dejó en manos de un abogado, simplemente no se movió. En esa misma etapa su madre enfermó de cáncer y, después de dos meses de internamiento falleció, en el Hospital Rebagliati.

Fueron siete años en el Poder Judicial del Perú no hizo absolutamente nada con el expediente de Colán, sin embargo en el caso de dos de sus colegas, que hicieron la demanda con el mismo abogado, lograron sentencias favorables y cobraron su dinero. Mientras tanto, pasaba periodos de precariedad material muy fuertes en Buenos Aires, mientras terminaba sus estudios de Cine y de Fotografía por los que tenía una beca. Si no hubiera sido por la ayuda de sus maestros y amigos, no hubiese podido terminar la carrera e incluso asegurado un techo sobre su cabeza, en los momentos en los que el trabajo escaseaba.

Al regresar a radicar a Perú en el año 2013 cambió de abogado por un gran amigo del colegio: Esteban Velit. Velit logró sacar adelante de 2014 a 2019 el estancado caso. Lo hizo avanzar, a pesar de que un juez ordenara volver a calcular la deuda (disminuyendo 20mil soles) que le correspondía y finalmente ordenó que las cosas volvieran a foja cero. Sí, señores. Empezar el proceso de nuevo. En el 2019 se dio la sentencia definitiva (a la que la PAMER no apeló) que reconocía que sí había vínculo laboral entre Mario y PAMER (cosa ampliamente demostrada por recibos por honorarios, descuentos, horarios de trabajo, cartas de recomendación, papeles de contabilidad para pedir préstamos a bancos, etc). Esa sentencia salió el 4 de septiembre de 2019 y confirmaba una de la primera instancia de 2016. A la de 2019 PAMER, repito, no apeló. Lo que Colán esperaba en ese momento era poder cobrar, por supuesto, pero sigue esperando. Mientras que la PAMER – hoy llamada PROMOTORA LOS OLIVOS SAC – ha abierto cientos de locales en todo el país y ha generado ingresos anuales millonarios en esos 16 años. ¿Se hacen una idea de cómo lo habría ayudado tener ese dinero durante los periodos más álgidos del encierro en la pandemia? Para sobrevivir el 2020 tuvo que endeudarse y, otra vez, gracias a amigos y familia pudo mantenerse. Ellos no dudaron en ayudarlo al ver que tenia el estudio fotográfico cerrado, sin dar talleres, sin tomar fotos, sin hacer viajes, etc. También ha tenido que vender equipos, lentes, computadoras, reduciendo sus elementos de trabajo a la mínima expresión.

La deuda es de 42 mil soles (más los intereses de 16 años) que es una cifra irrisoria para los hermanos Jorge y Enrique Paz Rojas, dueños de PAMER. Es asombrosa la mezquindad con un trabajador que ayudó a crear su negocio de colegios y le dio prestigio a su empresa. Ante la evasiva de PAMER de cumplir con el pago, el abogado y Mario Colán decidieron que lo lógico era pedir el embargo de sus cuentas. Esto en diciembre de 2020. Se dieron con la ingrata sorpresa de que PAMER no tiene cuentas activas en sus entidades financieras. Ya no saben qué más hacer. Han recurrido a la prensa y no se dará por vencido.

Mario es un luchador y sé que logrará que le paguen. Necesito confiar en eso, pero el horroroso y largo proceso por el que los hermanos Paz Rojas lo hicieron pasar nunca nadie se lo hará olvidar. Nadie le devolverá ese tiempo.

Fuerza, Mario. No estás solo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.