Una novela en la que se escucha la música

Francisco José Segovia Ramos

 

.

De la obra de Eduardo Moreno Alarcón solo puede decirse que siempre sorprende por lo bien trabajada que está, el uso casi mágico de los artículos, las tramas bien desarrolladas y los personajes con carisma. Así lo consiguió en su última novela, La fuente de las salamandras (Editorial Alféizar), con la figura de El Greco como eje central de la historia.

Sonata de Mujer, novela finalista del Premio de Narración Corta Felipe Trigo del año 2017 (ahí es nada), no defrauda en absoluto y demuestra ser digna merecedora del galardón. Novela corta, sin embargo, tiene una profundidad y una carga literaria que difícilmente pueden superar novelas de más enjundia.

El escritor albaceteño nos recrea en esta novela la historia de Clara Wieck, la pianista y compositora que fue esposa del compositor Robert Schumann. En Sonata de Mujer, esta mujer nos cuenta su historia en primera persona, aunque hay intercaladas varias misivas de otros personajes que no interrumpen el discurso narrativo del personaje principal.

Clara Wieck, Eduardo Moreno, nos cuentan el idilio, matrimonio y vida posterior de una viuda casi desconocida por la historiografía mundial. Ser mujer nunca ha sido fácil, y las grandes artistas, científicas, féminas en general, han sido siempre objeto del desprecio, el olvido o el arrinconamiento. Eduardo Moreno, empero, rescata a esta gran música con una novela que literariamente es una joya pero que, en lo musical, es espléndida.

Porque eso es lo que caracteriza y engrandece Sonata de Mujer: la musicalidad de su prosa, basada en unos adjetivos y estructura gramatical que se asemeja más a una partitura musical que a una narrativa al uso.

Musicalidad entendida en el buen sentido, con palabras, frases, párrafos enteros que son sinfonías, arias, cantatas, lied o simples baladas campesinas. La magia prosística de Eduardo Moreno alcanza en Sonata de Mujer cuotas de una belleza impresionante, que llevan al lector a sentir la sensación de que está escuchando esas notas musicales compuestas por Schumann, Chopin o la propia Clara. La música, en toda su esencia, fluye en esta novela, y la acompaña como una grandiosa banda sonora.

Quien quiera disfrutar de la música, de la buena literatura, de lo que es capaz de conseguir un libro escrito con una delicadeza y finura envidiables, debe conocer Sonata de Mujer. Leer esta novela de Eduardo Moreno es descubrir otros mundos, otras posibilidades narrativas, otra forma de entender el mundo de la mujer. Con sana envidia se descubre en cada nueva obra del escritor de Albacete un progreso que parece no tener límites, una búsqueda de experiencias literarias que lo hacen casi adictivo. Pero bien llegada sea esa adición si de arte se trata.

Sonata de Mujer ha sido editada por Ojos Verdes Ediciones en el año 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.