Oda Escrita el 4 de Agosto de 2015

Máximo Franklin

Espejo

Hay una imagen que se cree verdadera

La veo repitiendo un ayer

¡Ay, si pudiera adentrarme en los espejos!

No proyectan las tardes inmóviles

Él busca la cara sin la lágrima

Huyendo de dioses y de horas adversas

¿No te cansas nunca de repetirme?

Enamorado, jadeante

Tan triste, tan venturoso

Tan audaz, tan distraído

Me dejas que delire entre Musas

Y allí cierro los ojos

Y allí la fiebre arde en mis labios

Más voraz que el tigre de Blake

Miré con atisbo tu plateado borde de árbol

¿Podrás ver, una a una, flores marchitarse?

¿Podrás ser en el alba eternamente fijo?

Sólo tú refulges en la umbría

¿Qué curiosa felicidad he visto?

El agua de la luna borrará esa terca duplicación

¿Qué fue de tantos destellos y las caras de perfil?

Sé que hay algo del otro lado

Vuelvo a mirar

Ya por última vez

¿Dónde está aquel niño que indagaba ese arquetipo?

No lo veo. No estoy loco

Aquí estamos los dos… Nadie nos ve. Nadie nos oye

Acaso sospechando que pueden ser actos voluntarios de la mente

Una gota de mícomprar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s