La textura de Kadaré

Pedro A. Curto

kadare

En autores que tienen una larga trayectoria, suelen aparecer en un determinado momento obras que poseen rasgos introspectivos, que se adentran en su propia escritura, pero que muestran de cierta forma, las pulsiones que han sido génesis de su creación, y también, esas partes ocultas que no han asomado en sus otros libros. Son mosaicos con diversas piezas, que por estar fuera del puzzle formal, pueden tener algo de juego literario o experimental. Eso ocurre con el último libro del escritor albanés Ismaíl Kadaré, La provocación, que acaba de ser editado por Alianza Literaria.

Se trata de un conjunto de once novelas cortas, unas son inéditas y otras son escritos parte de novelas publicadas, que por alguna razón se cayeron del texto editado. “Por primera vez desde que había llegado a Albania había una persona en la cual encontró por un instante lo que buscaba. Ante el primo, él no solo no se había sentido superior, sino al revés, inferior.” Y esa inferioridad (de un albanés que vuelve a su aldea tras haber recorrido mundo), venía producida por el desconocimiento del poeta ruso Pushkin. El relato es En tierra desconocida y se trata de la primera de sus obras en prosa, escrita en 1953, que el propio autor calificó como “primer mojón kilométrico a partir del cual comenzaría la verdadera creación.” Sin embargo en ese “mojón”, ya se percibe alguna de las características de la obra kadariana: El extrañamiento del hombre ante la realidad que le rodea, las normas de la comunidad, el poder como trasfondo oscuro y sus oscuros mecanismos, y las geografías albanesas como ámbito literario. Ese recorrido se amplía en otros relatos, como su interés y búsqueda en los clásicos, así se revelan en El expediente de Orfeo, La letra de Hamlet y  El último invierno del asesino. En ellos se muestran la cercanía con Shakespeare, desde el niño que descubre al autor inglés, hasta convertirlo en un personaje que bucea en la propia obra del autor clásico, en un interesante experimento literario. Nos encontramos también con las vicisitudes que han atravesado las obras de Kadaré, en lo que va de la novela El concierto de fin de temporada, a la que sería publicada como El concierto. De una a otra, (la última editada en 1981, la original en 1988) se cayeron pequeños relatos que iban incluidos, a modo de novelas ejemplares, como los que se muestran en este volumen, Díptico de la gran muralla china y Para olvidar a una mujer. En el texto que da título al libro, La provocación, nos encontramos con dos ejércitos y la nieve de por medio, el absurdo de la guerra, que es fácil nos recuerde a varias de sus novelas, en especial, El general del ejército muerto. Y el viaje a la geografía histórica albanesa, es casi una seña de identidad en Ismaíl Kadaré, en ellas se sitúa buena parte de sus novelas, y está presente en esta miscelánea. Desde la desubicación de unas monárquicas albanesas tras la caída del comunismo en Conversaciones sobre brillantes en una tarde de diciembre, con un especial acento nostálgico por los mundos albaneses perdidos, a la sombra de los violines, a la critica al poder en El informe secreto (que nos hace recordar a El palacio de los sueños), al mundo tradicional albanés, donde lo real y las costumbres arcaicas, se mezclan con lo sobrenatural, en Las nupcias de la serpiente, o la peculiar idiosincrasia albanesa para con los extranjeros en La muerte de la mujer rusa.

Con la publicación de La provocación, se recupera al Kadaré más clásico, algo diluido o cambiado en sus últimas novelas, al mismo tiempo que nos adentramos en  parte de su carpintería, con unas obras, que pese a su reconocimiento actual, han recorrido complejas circunstancias, como la censura. Algo que es interesante para quienes ya hemos seguido hace tiempo sus obras, como puede ser un aliciente para quienes quieran adentrarse en la misma.

El libro está en su mayor parte traducido por María Esperanza Roces, que comparte esa traducción en algunos textos con Ramón Sánchez Lizarralde, fallecido hace poco tiempo, que a parte de su labor traductora, fue uno de los introductores de la obra de Ismaíl Kadaré en España.

Anuncios

Una respuesta a “La textura de Kadaré

  1. Pingback: La provocación de Ismaíl Kadaré·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.