LA BRUJA GITANA

Miguel Rubio Artiaga

El jaleo (1882)-John Singer Sargent








Las chispas del brillo de tus ojos
son las que encienden la Luna,
el movimiento de tus pies descalzos,
un tapiz volador tejido de primaveras,
la raíz de las Mil y Una Noches,
el sensual contoneo de tu cintura.
Pareces una diosa lasciva.
Un desafío a la razón,
un callar la boca a la cordura
cuando al dar una vuelta,
revoloteando sobre ti misma
levantas desafiante la cabeza.
Todo lo que un artista necesita
para modelar el orgullo de una mujer,
en una pasional escultura.
La peonza de tu muñeca,
el aletear de pájaro árabe de tus manos,
las varitas de hada,de tus dedos,
hacen que la magia vuelva al mundo,
con la presencia solo de tu figura.
Abanico abierto al viento,
tu cabello de azabache
que de largo tapa tus pechos
las noches que solitaria,
bailas entregada y desnuda.
Es cuando tu cuerpo,
enfebrecido y sudado,
brillante en la noche,
a la luz del fuego,
encelado hasta el éxtasis,
fertiliza la tierra en su locura.
Luego te quedas tendida
y te adormeces.
Mientras la futura alborada
te arropa liviana, agradecida
con un gesto lleno de dulzura.

Una respuesta a “LA BRUJA GITANA

  1. Una bruja bailaora, una mujer que encanta con su contoneo y la dulzura de sus manos. Un abanico de faldas y un taconear resonando en la vereda…, Hermoso Miguel!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .