36 MANERAS DE SALVARSE: “36 maneras de quitarse el sombrero” de Miguel Ángel De Rus

Helena Garrote Carmena

 

Tiene uno que agarrarse a lo que pueda, en estos tiempos en los que el desbarate y el esperpento colectivo campan a sus anchas, y el humor no es mala tabla de salvación.

Como Di Caprio aferrado a su tabla en medio del naufragio, Miguel Ángel de Rus, se agarra al sarcasmo y la ironía para aguantar una actualidad, en la que si no le echas humor, no va a haber cuerpo que la aguante, y para ello, crea 36 estupendos despropósitos, donde distinguidos e influyentes monigotes, diablos, perdedores, ineptos, embusteros, y demás personajes de dan forma y movimiento a nuestra actual realidad, representan para nosotros el teatro de sus desvaríos.

Clama el autor, pidiendo ayuda en las tumbas de las mentes brillantes, que supieron en su día mantener el juicio claro, pero parece que éstos ya libraron sus batallas, pasaron a mejor vida y no tienen tiempo ni ganas para más empeños. No queda otra, que combatir el hundimiento del siglo, con la calidez y el arropo que siempre proporcionan el buen humor y el relato ácido, que pareciera por momentos, leído al calor del barril de queroseno, en el solar de un mundo distópico, donde se refugian los resistentes, para impedir ser tragados por el remolino que se ha, hemos, han, formado, a base de no limpiar, y beber (sin mirar la etiqueta) las pòcimas envenenadas que nos vendieron como inocentes e inocuos refrescos de verano. Nos anima Miguel Ángel de Rus, a no dejar de nadar y a que busquemos cada uno nuestras 36 maneras de mantenernos a flote.

La estupidez alucinatoria colectiva, están en su mejor momento, no perdamos la esperanza, y confiemos en que alguien, llegado de alguna galaxia lejana, ponga un poco de orden, o que el tan temido cambio climático, temple las aguas, el cielo se abra y la negra madrugada en el Atlántico resulte ser playa en Zihuatanejo, donde podamos empezar de cero, redimidos y escarmentados; y si no, tampoco pasa nada, los músicos aún tocan en cubierta, queda alguna botella de armañac, unos buenos relatos y salga el sol por Antequera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.