Credo y confesión

Lala González

Reclining Nude-Frederic Bazille (1841-1870)






“Creo que la risa es el mejor quemador de calorías. Creo en besar, besar mucho. Creo en ser fuerte cuando todo parece que va mal. Creo que las chicas felices son las más lindas. Creo que mañana es otro día y creo en los milagros.” 
Audrey Hepburn 

No voy a negar que he sido lo que he sido. De hacerlo estaría declarando bastarda mi alma. Mas bien me debo una reafirmación pues creo que siendo lo fui, soy y seré, es abrazar mi total realidad. 

Confieso que amo mi vida tal cual la he vivido, con sus altas y sus bajas, como la noria de la abuela. En ocasiones he sabido llorar un tigris hasta llenar a bastedad los océanos. En otras, he gemido como legión de legiones en mi lecho y en otros lechos. 

Creo firmemente y hasta la muerte en el amor. El amor. Esa divina capacidad universal que se nos confiere a los mortales. 

Confieso que he amado muchas veces, siempre en la espera de ese amor real, el de verdad. Ilusa. Creía que encontraría el amor en esos paseos de vagabunda, cuando es el amor quien nos encuentra. El amor nos elige. Nosotrxs solo decidimos si lo dejamos entrar, porque el amor, al igual que el perdón es una decisión. 

He de confesar que en mis intentos de amar he sido dolor. Le he dolido a algunxs que aún lloran mi espacio. He sido quebranto de almas con la capacidad amatoria de un poema. Pero también me han quebrado, creo que estas han sido las más. Es que me entrego tanto al amar, que me olvido de amarme a mi misma. Disfruto de amar en demasía. 

Creo en amar así, sin miramientos, sin tapujos. Amar como tirarse al vacío sin saber lo que me espera. Caída libre. Sin temores a nada, mucho menos al dolor o a la decepción. Es que el dolor es inherente al amor. Y no es que el amor duela, es que en algún momento duele. Paradoja, quizás. Realidad. 

Confieso que estoy segura que he de morir amando. Moriré enamorada de mi amor, del amor, de la vida, de la poesía, de mi misma. He de morir enlazada en la más hermosa trenza a alguien que también me ame. Voy a morir si, porque tengo que morir. Y tengo la certeza que más allá de la muerte, seguiré amando. 

Creo y confieso que amando es la mejor manera de vivir y morir. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .