De esos rubores que no me quedan

Lala González

Nu adossé I (1925)-Tamara Lempicka

 

 

Muchas veces me he quedado en el intento de parto
presagio yermo en la pupila de la muerte
raíz trunca por estos deseos inadecuados de mi transgresión
he quedado entre los retazos del cielo infernal
erigida como estatua de estaño
con pies de barro y sargazo

Tributable palabra la que derriba puertas
abriendo el vientre del ocaso coronado
continúa el camino hacia el que la oscuridad es alma
residuo de una vida en códigos silenciada

recuerdo pues que la felicidad es tan sólo un pintalabios
hoy rojo
mañana naranja
porque ayer fue azul
y esta noche será plata
un estado maleable en el que soy gas
un posible ion que nada estabiliza
punto de encuentro de todo
esa agónica manía de creerme madeja

Recuerdo esas veces en las que quedé yerta
trizada sobre los pedazos de mi espejo
noches en las que fui el arraigo bastardo de un gemido
ilusión óptica hecha aborto en la boca de un rescoldo
amasijo sin sabor
un Dalí ensangrentado por las lágrimas de mi Frida
el conjuro incompleto de una bruja que ha perdido su caldero
la idea ilusa de una musa que se vende en las esquinas
como fiel consorte y pura puta

sigo en esta afrenta
decidida a transgresión e irreverencia
continúo con la navaja en mi lengua
haciendo de mis dolores y vida
una absurda tragicomedia

 

Anuncios

Una respuesta a “De esos rubores que no me quedan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.