¨25 noches de insomnio¨, de Marcelo di Marco

Germán Cáceres

 

 

 

Al final del libro hay un epílogo titulado «Marginalia», en el cual Di Marco comenta el origen de cada uno de los cuentos de esta colección. Es jugoso, enriquecedor y abunda en citas de textos de reconocidos autores. Algunas de sus reflexiones calmarán la ansiedad y reconfortarán a los sufridos escritores argentinos: “…si hay algo que aprendí con los años es que el tolerante y pluralista mundo editorial es de todo menos tolerante y pluralista”.

Aunque a estas ficciones corresponde encuadrarlas dentro del género de terror, el abanico de propuestas es amplio y da cabida a otros temas: el canibalismo («Delivery»), lo fantástico («El vacío», «La bolsa de arpillera»), el humor («El tejido social está cada vez más hecho pelota», «El rayo de la muerte de la luna de miel», «La Vez Definitiva», «La patrulla de los chimpancés» y el irónico  «Tiempos difíciles»). El propio narrador sostiene que “…ese toque de humor negro que contamina de punta a punta este libro.”

Si bien abundan en 25 Noches de insomnio los zombis y otros monstruos («Lo que acecha bajo el sótano»), los mismos personajes son en su mayoría execrables, sádicos («Libre como el sol cuando amanece»), capaces de cometer la malvada inducción al suicidio («El caso del jacuzzi rojo y el arcón de los recuerdos»). El escritor ya ha probado en otras obras su consumado oficio que aquí se manifiesta en la excelente prosa y en un rico vocabulario, no sólo del español, sino de la jerga digital y sus expresiones en inglés. Además, sobresale su soltura en el empleo del lunfardo y del lenguaje callejero. Y cuando quiere definir una noción literaria lo hace con altura y profundidad: “…la maquinaria del cuento, como enseñaba Cortázar, puede compararse a una especie de `trampolín psíquico` que nos lanza ontológicamente mucho más allá de los límites de la mera historia que uno pretende contar”.

A Di Marco lo atraen los finales sorpresivos (él los denomina los O. Henry endings): «Propiedades de la magia», «La víctima», «Al acecho», a los que se añade una originalidad brillante, como la presentada en «La mente humana es capaz de todo», «Dios no libre de los lugares comunes», «La terapia de grupo y el instinto de cacería», «Papilla»   y una «Cuestión de herencia» –que bien puede entenderse como una visión contemporánea de La carreta fantasma–.

«Nunca la soledad fue tan oscura» resulta magistral por la síntesis, la alusión y el sobreentendido. Estos mismos méritos se pueden encontrar en «La bruja» y en los atrapantes «El cerebro de Kennedy» y «Fábula de la Condesa Roja y Abdul Alhazred II». También presenta finales abiertos («Flujo») y una excelente pintura de comportamientos fascistas en «El Justiciero de Palermo Soho».

Marcelo di Marco (Buenos Aires, 1957), es narrador, poeta y ensayista. De su vasta producción pueden citarse los libros de cuentos El fantasma del Reich (1994) y La mayor astucia del demonio (2016), los de poesía Esa serena sombra (2011) y Carmina Marina (2016), la novela Victoria entre las sombras (2011), y como tallerista –uno de los más prestigiosos del país– Taller de corte & corrección (1997), Hacer el verso (1999) y, en colaboración con su esposa Nomi Pendzik, Atreverse a escribir y Atreverse a corregir, ambos de 2002. En 2005 fundó «La Abadía de Carfax», círculo de escritores de ficción y fantasía. Actualmente conduce junto con su esposa y sus hijas Florencia y Marina el «Taller de Corte y Corrección».

¨25 noches de insomnio¨, de Marcelo di Marco. (Editorial Bärenhaus, Buenos Aires, 2017, 160 páginas)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.