Viernes de cine: ¨La calle de la muerte (Side Street)¨

Fernando Morote

 

Nueva York es una de las ciudades más agitadas, solitarias y crueles del mundo; el escenario perfecto para que un joven mensajero, urgido de fondos, cometa uno de los errores más estúpidos de su vida.

El siempre sencillo, simpático y muy expresivo Farley Granger -conocido por haber trabajado con Hitchcock en La soga de 1948 y luego en Extraños en un tren de 1951-, teniendo a su mujer embarazada y un sueldo insuficiente para atenderla como merece, se deja arrastrar por la necesidad y sucumbe a la tentación. Rompe un armario de metal en la oficina de un cliente creyendo que puede agenciarse, fácil y rápido, doscientos dólares mal guardados. Luego descubre que son treinta mil. Su aparente víctima –el abogado de un importante corredor de seguros- resulta ser un extorsionador de alto vuelo. En la maternidad, cuando ve a su primogénito recién nacido, se arrepiente de su acto y decide devolver el dinero robado. Pero es demasiado tarde. Lejos de resolver un problema, se ha metido en otro mayor. Los hampones burlados están ahora detrás de él, decididos a recuperar el botín a costa de todo.

La calle de la muerte (Side Street en el título original), lanzada por la MGM en 1950, es una poco difundida pero apasionante pieza de cine negro, mostrando en todo su esplendor el lado oscuro del ser humano; en este caso de uno que no es un héroe ni un criminal sino un individuo común y corriente, débil como algunos, tonto como muchos. Y quien, al final, por reconocer su falta y tratar de repararla, sale bien librado.

El despliegue policial exhibido en la cinta –llama la atención el uso frenético del intercomunicador por parte del investigador en jefe para dirigir desde la comodidad de su despacho a sus diferentes unidades- es un soporte de referencia para describir la modernidad tecnológica de la época, puesta al servicio de las autoridades.

Es también uno de los pocos largometrajes del género ambientados en el verdadero downtown de Manhattan, aquél ubicado en la zona sur de la isla, muy cerca de donde se encuentran los muelles para visitar la Estatua de la Libertad y donde se erguían hasta el 2001 las famosas torres gemelas. Sobresalen vistas de Christopher Street, una de las vías más comerciales del área, y del centro financiero de Wall Street, presentado aquí fuera de su contexto habitual en una furiosa persecución vehicular con el monumento a George Washington al fondo.

Como todos los elencos de películas clase B, éste también carece de superestrellas, pero igual reúne presencias interesantes. Destacan las participaciones de Paul Kelly y Charles Mc Graw, dos usuales gangsters, aquí del lado de la ley. El primero —de aparición en Los violentos años veinte de 1939 y Encrucijada de odios de 1947—, es el oficial a cargo de la investigación de homicidios (cuya voz además sirve para narrar los hechos y describir la ciudad), mientras que el segundo -aportando su aspecto de tipo duro en filmes como Forajidos de 1946 y Fuerza bruta de 1947, es uno de sus detectives.

La actuación de James Craig (presente en Mientras Nueva York duerme de 1956 con Dana Andrews y La amante de 1950 con John Hodiak) como matón desalmado es excepcional; asesina sin escrúpulos a socios y personas inocentes, pero acaba en una muerte brusca a la entrada de una estación del metro.

A diferencia de otros film noir, en éste no descuella ningún personaje femenino. La esposa de Farley Granger, la amante del abogado extorsionador y la cantante, novia de James Craig, tienen un rol apenas tibio en el curso de la historia.

El versátil director Anthony Mann, que incursionó con éxito en géneros tan disímiles como el bélico con La colina de los diablos de acero (1957), el de vaqueros con Colorado Jim (1953), y el biográfico con Música y lágrimas (1954) sobre la vida de Glenn Miller, curiosamente fue despedido años más tarde por Kirk Douglas, a la sazón actor y productor de Espartaco (1960) para reemplazarlo por Stanley Kubrick. La calle de la muerte es sin duda uno de los mejores trabajos de su carrera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s