¨Una palabra trae la otra¨, de Mario Capasso

Germán Cáceres

 

Al libro lo componen ciento dos cuentos breves – que llevan solo dos palabras por título– los cuales no pueden considerarse microficciones. Su verdadero protagonista es el lenguaje, como en su notable novela La Ciudad después del humo (2011). Se trata de párrafos en su mayoría extensos, anécdotas simples, solo pretextos para que su prosa alcance un ritmo virtuoso. Asimismo, suele introducir malas palabras o frases del habla popular en las historias.

Una peculiaridad de «La Grieta», «El Desaguizado» y «La Juerga» es que no tienen ningún punto aparte.

Otros cuentos exhiben un tono humorístico, como «El Ramo» y «La Patraña».

También se nota una palpitación borgeana en sus trabajos, y algunos remiten al universo kafkiano (por ejemplo, «La Antesala» y «El Ventanal»).

El autor se arriesga a representa la muerte en «El Tren», «El Umbral» y «El Polvillo».

El absurdo y el nonsense aparecen en «La Cuadra», «El Semáforo» y «La Meditación», en donde un mundo caótico y sin sentido adquiere una atmósfera fantasy.

Aunque la literatura de Capasso es muy personal, evoca las estéticas de Juan José Millás y Dino Buzzatti: en su escritura prima la ambigüedad, la deliberada imprecisión de los detalles.

Tampoco faltan las reflexiones, como en «La Discusión» (“…no estaría mal interrogarnos de vez en cuando acerca de quiénes somos en realidad, a imagen y  semejanza de qué mal bicho estamos hechos.”) o en «La Renovación» (“…son muy jodidos, en especial los que no están ni arriba ni abajo y lo único que esperan de la vida es que no suceda ningún relámpago porque entonces, como consecuencia de la luz, suponen, se les vendría abajo la estantería que ellos creen tener armadita.”)

En «El Descampado», «La Respuesta» y «El Colectivo» los personajes transitan una ruta y se pierden en una zona tan imprecisa que no pueden describir, como en «La Mañana» (“Allí fue donde el auto se perdió en la inmensidad.”) o en «La Llanura» (“…continuamos el viaje a través de la llanura que, coronada de infinito, parecía repetirse.”)

Mario Capasso nació el 9/3/1953 en Villa Martelli. Ha publicado cinco libros: El futuro es un tropel absurdo (1999, cuentos); El Edificio. Una novela en escombros (2002, traducida al francés); Piedras heridas (2005, cuentos, traducidos también al francés) y la citada La Ciudad después del humo. Escribió, además, tres novelas, un volumen de cuentos, dos de ficciones breves y tres obras de teatro: este material aún permanece inédito. Fue premiado por el Fondo Nacional de las Artes y la Asociación Santafesina de Escritores.

¨Una palabra trae la otra¨, de Mario Capasso. (Moglia Ediciones, Buenos Aires, 2017, 168 páginas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s