Dejar los remos quietos…

Magdalena Uncal

emil-stojek

 

Dejar los remos quietos.
Que el destino sorprenda.
Que el río me lleve.

¿Remar es ser libre,
o es estar condenada?

Dejar los remos quietos.
No, no es abandonarme.
Es llorar.

Que el río acune.
O que el río abrace.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s