Al hombre que respiro

Carla Demark

908501__blue-butterflies_p1

 

Me sabe a plagio
un poema con tu nombre.
Lo he leído tantas veces
en voces ajenas.

De todos modos
–y lo lamento por los poetas–
ninguno ha podido retratarte
como yo
que te respiro.

Me quedo con eso
del amor eterno.
Aunque parece algo vago
en esta precisión de sentidos.

De eterno sólo el peltre
de mis ojos peregrinos.

De eterno la soberbia
de ser la más querida.

Y los pequeños que nos rehacen
las vibraciones de la noche
la vida en vuelo de ave
el gusto por lo nuestro
este concierto fácil
tus labios y los míos
una taza colmada
tu perfil amigo
yo mirándolo
tu voz clara
en mi boca
y tus pasos
llegando.

 

Pinchando en la imagen accederás a la web de la autora

Siete mil aleteos III

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s