Fábulas del crimen: ¨Pequeña psicópata¨

Diego M. Rotondo

16117476_10154276554726705_305373036_n

 

En el prontuario de Berta Trotski, su primer homicidio figura cometido a los 5 años de edad.

Es un gran misterio lo que cruzó por la cabeza de esa niña aquel 3 de agosto de 1922, cuando en medio de un juego inocente, aferró del cuello a una compañerita y la estrujó hasta asfixiarla. A pesar de que las maestras del jardín y los padres de la pequeña víctima, Teodora Petrova, coincidieron en que había sido un accidente, el comité de dirección expulsó a la niña, no sin antes sugerirles a los padres que la llevasen a un psiquiatra. Hacía tiempo que las maestras venían advirtiendo las actitudes violentas de Berta con los demás niños.

Los padres de Berta no tomaron en serio lo de llevar a su hija a un psiquiatra, estaban seguros de que no supo lo que hacía, y que la culpa, si es que era necesario culpar a alguien, era de su maestra, que había estado distraída mientras Berta ahorcaba a su amiguita.

En su cumpleaños número seis, Berta, de un mordisco, le arrancó el lóbulo de la oreja a su prima Anna, de 9 años. La niña fue castigada duramente por su padre, quien con un rebenque le dio veinte azotes en las nalgas. Y Berta, en vez de quejarse del dolor, no paró de reírse en lo que duró la paliza… Perplejo por la insolente actitud de su hija, el padre le dio azotes cada vez más fuertes… pero ella reía con más ganas conforme a la violencia de cada golpe.

Berta continúo teniendo impulsos violentos de manera periódica; casi siempre poniendo en riesgo la vida de otros niños. Tras ser expulsada de seis colegios a causa de su conducta, sus padres decidieron internarla en un instituto para niños agresivos. Berta estuvo un año allí y no presentó ningún problema; por el contrario, sus maestros y terapeutas afirmaron que era una niña dulce y cordial, muy solidaria con sus compañeros. Entonces decidieron darle una nueva oportunidad, la sacaron del internado y la inscribieron en una escuela común. Berta completó la primaria con una conducta ejemplar.

No obstante, el caótico proceso hormonal de la adolescencia, su primer periodo menstrual y los consecuentes cambios de carácter, afectarían la mentalidad de la joven rusa. El 18 de marzo de 1932, a pocos días de cumplir los 16 años, Berta, en medio de una discusión, le clavó unas tijeras en el cuello a su madre, justo en la yugular… La mujer se desplomó a los pies de su hija, quien se quedó contemplándola impávidamente.

Cuando el padre de Berta regresó a su casa se encontró con el cuerpo de su esposa decapitado, de rodillas, con sus codos apoyados en un sillón, como si estuviese orando. Berta no estaba, había huellas rojas atravesando la sala en dirección a la cocina, para luego desaparecer bajo la puerta que daba al parque. Era el rastro que había dejado el asesino de su esposa, quien seguramente intentaría escapar trepando el muro del parque, pensó el padre. Así que buscó su escopeta y salió al exterior, imaginando que el homicida podría estar lastimando a su hija en ese preciso instante.

Escopeta en mano, el padre de Berta marchó sigilosamente por la nieve. Halló a su hija a unos veinte metros de la casa. Aunque hacía 10 grados bajo cero ella estaba desnuda, sentada en el columpio, alumbrada por algunas ráfagas blancas que irradiaba la luna sobre las ramas. Berta se mecía y sostenía entre sus manos la cabeza de su madre, tarareaba una canción infantil.  Su padre se desplomó frente a la sombra oscilante de su hija. Durante unos minutos no pudo reaccionar; luego, le apuntó el rifle a la cabeza, y jaló del gatillo…

fábulas del crimen portadacomprar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s