En un agujero en el suelo vivía un hobbit: ¨El Hobbit¨ de J.R.R. Tolkien

Cristóbal Hernández García

tolkein2

 

Lo que la Tierra Media ha supuesto para la literatura, para la cultura popular, es algo tan obvio que no hace falta recalcarlo. No obstante, algo muy curioso y siempre digno de resaltar es lo poco que se parece -por narrativa y por tono de la trama- “El señor de los Anillos” a la aventura de la que es secuela.

“El Hobbit” es un libro infantil, un cuento que incluye asesinatos en masa y hechos muy oscuros, pero en los años treinta la gente parecía estar más preocupada por enseñar verdaderos conceptos morales antes que por empeñarse en creer que infancia es igual a estupidez. Nos encontramos con un acomodado caballero inglés que es obligado a dejar su hogar y se ve envuelto en multitud de aventuras, sorteándolas casi siempre por medio de su ingenio y su valía. 61aqo0spfl-_sx329_bo1204203200_El libro se reduce a eso, una sucesión de aventuras de todo tipo y una puerta abierta a un mundo fantástico repleto de fascinantes paisajes y todo tipo de criaturas. Hay referencias a un mundo más grande, ecos de un pasado glorioso y sombras de un futuro oscuro, pero antes que nada este libro un cuento infantil.

La narrativa de Tolkien es la del padre que era cuando relataba esta historia a sus hijos. Hay anacronismos y comparaciones imposibles a fin de facilitar la comprensión, se juega con el tiempo y la narración omnisciente para hacer preguntas que cuestionen la atención y comprensión del joven lector, y al mismo tiempo se viaja hacia delante y hacia atrás en el tiempo sin problemas para explicar algún hecho en concreto. La propia historia se contagia de esta intención narrativa, y no es sólo que los lugares oscuros sean exageradamente oscuros, si no que se incluyen pasajes que son claramente un juego entre Tolkien y sus hijos, como obviamente son los enfrentamientos y juegos de adivinanzas que Bilbo lleva a cabo con Gollum y con Smaug.

Es un libro claramente infantil al que ahora sin duda perjudica sobremanera la imagen de épica desmesurada que caracteriza a la Tierra Media, pero es toda una pequeña joya de la literatura recomendable para cualquier edad y para cualquier lector sin prejuicios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s