Sueños perdidos (XV): ¨Arpa de hilos¨

Francisco José Segovia Ramos 

15-telar-122x90

Óleo Juan Antonio Galindo

.

El arpa de hilos de colores suena con repetitivo cante. Ariadna se desmadeja la vida entre sus redes, y su cuerpo infantil se retuerce y deforma. Sentada en una silla, Penélope eterna y abandonada, teje y desteje sueños de otros sin saber que, en uno o dos años, abusarán de ella en una esquina del taller. Hay que pagar deudas familiares.

Las pequeñas hilanderas, esbozos rotos de Velázquez, se deshacen en posturas forzadas. Llenan sus pulmones de colores venenosos, y los hilos rodean sus cuellos para asfixiarlas, como si impacientes parcas no quisieran esperar a que las arrugas de la edad llenen sus rostros.

Desde la casa del telar suena sin cesar la melodía siniestra de los hilos que se tejen y las vidas que se acortan.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s