Sueños perdidos (XII): ¨Cadenas de algodón¨

Francisco José Segovia Ramos

012-encadenadas-a-eslabones-de-algodon-70x122

Óleo de Juan Antonio Galindo

 

Tantas horas como el sol esté en el cielo. Las niñas trabajan de sol a sol, como si la vida les fuera en ello. El algodón brilla y se expande para que las manos rotas por el esfuerzo, lo tomen y guarden en un áspero saco. Servidumbre de préstamos, objetos de intercambio, las niñas del algodón paren fetos de algodón.

Esas manos frágiles, aún por hacer, desbrozan la planta que se yergue hacia el cielo. Vestidas con ropas desgastadas, harapos sin nombre, las niñas son encadenadas con eslabones de algodón, irrompibles, duros amos que no las dejarán mientras haya deudas que pagar y cultivos que recoger.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s