De corporaciones y hombres: ¨Las uvas de la ira¨ de John Steinbeck

Cristóbal Hernández García

John Steinbeck

 

 

Esta es una lectura difícil; si bien es indudable que es una novela que está bien escrita y construida, el lenguaje de Steinbeck en algunas ocasiones se prodiga demasiado en descripciones y no es especialmente ameno. Es también una novela que pasa el medio millar de páginas y, en algunos momentos -sobre todo al principio y en los pasajes ambientados en los campamentos de California-, puede hacerse algo larga. Pero la novela es una maravilla que atesorar. Una maravilla que, a tenor de su mensaje, resulta increíble que pudiera publicarse en EEUU a finales de los años 30.

No se trata de un relato procomunista, rojo o anticapitalista; diría más bien que es humanista y realista, terriblemente realista. La literatura social o política es uno de los géneros más difíciles imaginables, pero Steinbeck sobrevive a todos sus peligros para encontrar todas sus virtudes. “Las uvas de las ira” nos traslada a los últimos años de la década de los 30, en compañía de una de tantas familias del corazón de los Estados Unidos que fueron expropiadas por los bancos y que se vieron obligadas a emigrar hacia una supuesta Tierra prometida llamada California… donde sólo encontrarían discriminación, más pobreza y la más absoluta desesperanza.

las-uvas-de-la-iraEl relato es terriblemente duro. Steinbeck agarra el corazón de un lector que no es capaz de imaginar la cantidad de formas de las que conoce el autor para retorcer y destrozar su conciencia. Y lo peor de todo es que, como en muchos de estos casos, es muy probable que se quedase corto. Steinbeck se defendió de las descalificaciones de rojo diciendo que, sencillamente, contaba lo que veía. Y lo terrible es que no cuesta imaginar que era cierto. La reducción del hombre a mera mano de obra y la competitividad por trabajos que rozan la esclavitud, la miseria como forma de vida y de explotación por parte de unos monstruos intangibles con forma de grandes empresas. “Las uvas de la ira” es un fiel reflejo de la sociedad en la que vivimos y no es difícil encontrar paralelismos entre la odisea de los Joad y muchas historias actuales.

No es una lectura recomendable. Es una de esas lecturas que deberían ser obligadas, uno de esos libros que hacen crecer a las personas.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s