Realismo trágico: ¨La familia de Pascual Duarte¨, de Camilo José Cela

Cristóbal Hernández García

camilo-jose-cela

 

 

Se considera que este libro inauguró el “tremendismo”, un género cruel y duro que retrata una sociedad brutal y desesperada. Me parece un término muy bien acuñado. En esta novela vemos una sociedad arcaica basada por completo en conceptos como el honor y la tradición, pero a diferencia de otros autores aquí los personajes son llevados a un límite tan extremo como natural, y en esas circunstancias la violencia es verdaderamente el único recurso que conocen. En esta novela no hay ningún tipo de magia o mensaje optimista, es una novela terrible que refleja tiempos terribles.

Existen muchos prejuicios contra la literatura de la postguerra, y algunos de ellos están más que fundados, pero hay autores cuyas letras destilan tanto carisma y tanta calidad que sencillamente merecen una oportunidad por parte de cada lector. Cela es uno de esos hombres, sus libros están, sencillamente, maravillosamente escritos.

la-familia-de-pascual-duarte“La familia de Pascual Duarte” sorprende primero por la complejidad de su estructura narrativa; la historia no se desarrolla linealmente, verdaderamente asistimos a las memorias desordenadas del protagonista, la estructura de la trama es pasional y autobiográfica. La prosa usada por Cela es compleja y rebuscada, pero no pedante, el protagonista usa muchas comparaciones en sus descripciones pero todas ellas son muy comunes y casi parecen resaltar su analfabetismo. La descripción psicológica del protagonista es terrible, mostrando en ocasiones momentos de belleza y delicadeza notables que contrastan con sus decisiones. Decisiones tomadas a raíz de un ambiente opresor y agobiante, ambiente que odia pero del que no puede escapar pues él mismo se ha convertido en él. Así pues, sus horrendos crímenes parecen casi inevitables y uno casi se apiada de un protagonista evidentemente avergonzado que no quiere otra cosa que vivir en paz. La descripción de esa España interior de primeros de siglo, esa España anclada en tradiciones de honor y religión, esa España pobre y miserable donde era imposible soñar es sencillamente tan magistral como lo era el Madrid de post-guerra que veíamos en “La Colmena”.

Historia al margen, es imposible no mencionar el estilo narrativo de Cela. Su dominio del tiempo es magistral, reflejando en número de páginas la importancia de los momentos del protagonista (su infancia y sus momentos felices apenas son unas pocas cuartillas, sin embargo los instantes en los que comete sus crímenes son increíblemente lívidos), además hace un uso perfecto de las elipsis narrativas que incluso se extienden al final de la obra, que queda en el aire, dándonos de él sólo constancia por terceros y por el arrepentimiento del protagonista.

En resumen, si bien dista mucho de ser fácil, es una obra absolutamente recomendable que atesora una calidad excepcional.

.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s