Nueve relatos para abrir las carnes y conmover el espíritu: ¨Hijo de un dios canibal¨, de Juan Antonio Alcudia

Francisco José Segovia Ramos

juan-antonio-alcudia

 

 

Hijo de un dios caníbal recoge, en palabras de su propio autor, nueve historias que se dividen en dos bloques; uno hace más hincapié en lo visual, en la carne y la sangre, y el otro incide en la psique, en el terror psicológico. Y esa presentación de Juan Alcudia se cumple al pie de la letra –nunca mejor dicho- en este libro antológico.

El lenguaje es directo, conciso y sin obviar detalles. Juan Alcudia nos lleva a donde quiere en cada momento, incluso revolviendo nuestras entrañas con sus historias que, por otra parte, se tejen a nuestro alrededor y nos envuelven de forma casi asfixiante, con tramas oscuras, pegajosas como la sangre, terriblemente embriagadoras y, siempre, con finales imprevistos. Uno puede llegar a identificarse plenamente con los protagonistas de muchos de esos relatos, a pesar de que, a veces, son los verdugos y no las víctimas o ¿no será que Juan Alcudia, en un acto consciente, convierte a las unas en otros y viceversa? Esta duda nacerá en el lector y le acompañará en toda la obra.

Hay reminiscencias de autores como Stephen King en los relatos de Juan Alcudia, pero con su toque personal, muy delicado, donde se perciben sus amplios conocimientos en muchos campos. De hecho, cada historia viene a desarrollarse en un entorno diferente, en una época distinta, con unos personajes que actúan por motivos diversos, sin que se repitan situaciones, aunque el terror siempre está presente en alguna de sus facetas. En Hijo de un dios caníbal cada relato es un mundo en sí mismo, casi diría que podrían convertirse en novelas, de tan intensos que son.

Sobre las narraciones en concreto, hay historias de venganza –donde víctima y verdugo se confunden muchas veces, como ya he venido a decir-, casas malditas, o maldecidas por culpa de sus habitantes, hombres y mujeres consumidos por sus deseos e inquietudes, asesinos que se confiesan sin remordimientos, árboles centenarios y toriis ominosos… Pero nada desentona, y el conjunto es dignísimo exponente de la nueva literatura de terror que se escribe en el país. Juan Alcudia es un magnífico representante, que muestra todo su brío narrativo en este libro.

Para finalizar añadiré que el relato que da nombre al conjunto de la obra, ¨Hijo de un dios caníbal¨, es de lo mejor que he tenido ocasión de leer en muchísimo tiempo. Está a la altura de los más encumbrados escritores del género, y es una muestra palpable de que tenemos ante nosotros a un autor con un buen presente y un más que espléndido futuro. Tiempo al tiempo.

Hijo de un dios caníbal ha sido publicado por la Editorial Atalanta a finales del año 2014.

.

hijo-de-un-dios-canibal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s