Grajeas eróticas: “Sueños transoceánicos”

Harry Rainmaker

Corazón de manzana

— ¡Venga de una buena vez, almuérzate este corazón de manzana! —dijo ella al verle de hinojos entre sus largas zancas.

Y en el Río de la Plata comenzó un bautizo con agüita del mar andaluz.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.