Grajeas eróticas: “Tres veces antes de que cante el gallo”

Harry Rainmaker

Ojos femeninos

—¿Sigo? — preguntó ella inocente, levantando la vista. Él cerró los ojos, y asintió con el gesto.

—¿Sigo? — volvió a demandar al rato, ahora divertida. Él la apremió con la mirada a que continuara la faena.

—¿Sigo? —inquirió lasciva— y sin esperar respuesta, lo engulló hasta disecarlo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .