Grajeas eróticas: “Urbanidad correspondida”

Harry Rainmaker

Mirada

Siempre sentí que, por delicadeza, la primera vez hay que advertirles sobre la inminencia de la descarga. Le dije. Levantó su rostro perfecto y me clavó los ojos. Si no lo imaginé, creo que sonrió malignamente al engullirme más profundo aún.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .