Ojo de buey

José Marzo

Fotografía

Miguel despertó sobresaltado al oír la alarma del móvil. Pero no había sonado, y en el mismo instante en que despertó, comprendió que sólo había sido producto de su imaginación.

Aquella situación comenzaba a convertirse en una pesadilla: llevaba días pegado al móvil esperando un aviso que no se producía. Le habían encargado que aportara el material fotográfico para un reportaje sobre accidentes de moto. Había retratado a los responsables de las instituciones, a varios parapléjicos en sus sillas de ruedas, había fotografiado incluso las lápidas y los epitafios de algunos fallecidos, pero no había conseguido una sola foto in situ, en el lugar del accidente. A fuerza de esperar la llamada de su contacto en la Dirección General de Tráfico, había imaginado a un motorista vestido de cuero tumbado junto a un charco de sangre, y a su lado una moto cuya rueda trasera aún giraba.

Era desesperante: por primera vez después de muchos años, no se producía en la ciudad en una semana un solo accidente de moto con heridos graves o fallecidos.

Cuando por fin sonó el móvil, estaba en la bañera. Salió a trompicones del aseo, se vistió a medio secar y abandonó a toda prisa el apartamento.

Cruzó en automóvil media ciudad hasta llegar al lugar del accidente. Era de noche y distinguió a lo lejos las luces de la policía y de una ambulancia.

A causa de la colisión lateral con un coche, la motorista había salido despedida. Un reconocimiento básico sobre el terreno había bastado para detectarle contusiones y fracturas por todo el cuerpo. Ya la habían reanimado y se disponían a colocarla en la camilla. Habría sido absurdo, completamente absurdo, pensó Miguel, que después de tanto esperar no pudiera obtener algunas fotos. Se abrió paso entre el corro de curiosos y mostró su documentación. A duras penas consiguió que dejaran a la chica un momento donde estaba, en el asfalto, y que retiraran la camilla del encuadre.

Después de todo, la espera había valido la pena. Volvió al apartamento y durmió un par de horas. Por la mañana temprano, llevó el carrete al estudio y esperó en una cafetería cercana. Cuando le entregaron las ampliaciones, las observó detenidamente, una por una. Era un buen trabajo. La exposición era correcta, había conseguido mucha profundidad de campo y nitidez incluso en objetos que se movían. Había fotos excelentes, sobre todo aquella en la que la chica, contra el negro del asfalto (el entrecejo en el centro geométrico del encuadre), levantaba el brazo y parecía querer tapar con la mano el objetivo de la cámara.

—-

Del libro Aurora, de José Marzo. Col. ACVF Relata 1.

Autorización exclusiva para Periódico Irreverentes por gentileza del autor y de ACVF Editorial

© 2015, José Marzo y ACVF Editorial

—-

Video con lectura del autor disponible en el canal de ACVF  en Youtube:

José MarzoJosé Marzo es novelista. Nació en Madrid en 1967 y fue, desde niño, un lector voraz. Ha trabajado como antenista, obrero de automoción, recepcionista de noche de hotel, cartero, director de oficina postal y editor, entre otros empleos. Abandonó la carrera universitaria de filosofía para dedicarse al estudio autodidacta y a la creación literaria. Su biblioteca personal supera los tres mil volúmenes, entre obras de narrativa y ensayos.

Ha escrito las novelas Noticias del fin del mundoActores sin papelOlga y la ciudad, Viento en los oídos (Trilogía fabulosa 1)La alambradaUn rincón para César,Una maleta vacía y Café con hielo, y el volumen de mini-relatos Aurora, así como numerosos artículos y aforismos. Es el autor del ensayo de filosofía política El paso, una reflexión sobre los fundamentos de la democracia.

En paralelo a su actividad creativa, ha sido promotor de asociaciones y proyectos culturales, como la ya extinta revista La Fábula Ciencia.

Auroracomprar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .