Polvos ilegales, agarres malditos (XXXVI)

Fernando Morote

Tapa

—Después del encuentro de novios, que fue muy revelador, inspirador y renovador, me queda un deseo en el corazón: “Que a todos nos vaya bien, no en nuestras bodas sino en nuestras vidas”.

———-

———-

El movimiento constante de su mano derecha, jalando los extremos de la chompa para taparse el escote, lo único que generaba era atraer la mirada hacia su pecho. La pronunciada abertura de su vestido denunciaba el volumen—peso—medida de su busto. La conclusión automática de Judas era que Sonia, Sonetchka para él (sin que ella lo supiera), se moría por mostrarle los senos; esas empinadas pirámides adornadas con dos encantadores tulipanes en el vértice.

Sonrisa veleidosa, pelo anaranjado y piel dorada, Sonia caminaba con el carácter de un torero y la elegancia de un caballo de paso. Aunque no era ni por asomo bailarina de danza moderna, sus ancas finamente arqueadas tenían el poder de alborotarle el sistema circulatorio y hacerlo entrar en estado de ebullición.

El símbolo del yin y el yang tatuado en el costado de su pierna, y los pies delicadamente atendidos cada semana por su pedicurista de cabecera, tenían en su cerebro una conexión directa con el clavel rojo de su conducto vaginal.

“Si descubres que tienes una serpiente en el bolsillo de la camisa” preguntó el pastor de la televisión durante el almuerzo, “¿qué haces? ¿la matas o la acaricias?”. Judas levantó la cabeza, dejando caer los cubiertos sobre el plato de loza. “Tienes que matarla”, respondió el pastor. Buen intento. Pero ni los comentarios ad hoc de su esposa podían detener su infatigable monólogo interior: “No me importa que hables con tanta admiración de tu marido médico ni que te llenes la boca de halagos hacia tus hijos, te perdono que seas la amante pública del gerente de recursos humanos, sólo dame tu boca Sonetchka, mi amor, te juro que no me preocupo por lo demás; después me darás todo tú solita…”.

———-

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .